El Gobierno municipal con el inestimable apoyo de ERC ha aprobado una subida histórica de las tasas de basuras en las nuevas ordenanzas fiscales del 2023. El Ejecutivo municipal ha aprobado un aumento de un 7,5% de las tasas de recogida de residuos. Una subida que FEM Montornés rechaza de pleno y que que se suma a la subida del IBI y a las subidas de la tasa de residus de los años anteriores en plena crisis económica y social.

Desde el Gobierno municipal MEC prefiere restarle importancia como si de hilillos de plastelina se trataran justificándolo en el mal reciclaje que hace la ciudadanía de Montornès y el incremento del precio de tratamiento de residuos.

Además coincide con la prorogación del contrato de la empresa que también gestiona la limpieza de Montornès y el incremento de la cuantía que perciben, de ni más ni menos que de un 17%. Unos contratos que, según manifiestan, no recogen las necesidades reales del municipio y, por ello, necesitan ampliarlos «significativamente».

Lo más grave es que esta subida de la presión fiscal se produce mientras estamos ante el Ejecutivo local que peor servicios públicos ofrece en limpieza, mantenimiento de las vías públicas o infraestructuras. Una subida injustificada que repercutirá por igual a familias y empresas en plena crisis económica y social.

Categories:

No responses yet

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *